Noticias

×

Horario de misas

Os recordamos que el horario de misas durante los meses de mayo a septiembre es el siguiente:
Viernes y sábado a las 20.30 horas. Domingos y festivos a las 11:00 horas.
×

Libro de la hermandad

Os recordamos que se encuentra a la venta en Mayordomía el libro de la historia de nuestra hermandad: ”Dios, Hombres, Ciudad: historia y vida de la Hermandad de la Carretería”, de N.H.D. Ángel Pérez Guerra. Nos permitimos recomendar la adquisición del mismo, con objeto de su obsequio a familiares y amigos.
×

Curso de formación para la confirmación

Se ha iniciado el nuevo ciclo de formación, en esta ocasión son dos grupos, uno de jovenes y otro de adultos, para que puedan recibir el santo sacramento de inicio de la Confirmación en nuestra Capilla.
Son dos grupos con diferente formacion adaptadas a las edades de los asistentes, impartidas por catequistas especialmente preparados para ello.
El grupo de jovenes es para edades de 13 a 25 años, recibirán la formación los segundos sabados de cada mes, durante un periodo máximo de 2 años.
El grupo de adultos, es para mayores de 26 años, la duración del periodo de formación sera de unos 6 meses. Siendo dos sabados al mes. Al estar en periodo de inicio, está abierto el plazo de incorporacion a los mismo.
Si estás interesado o sabes de alguien que le gustaría recibir este sacramento en nuestra capilla, puedes ponerte en contacto con nuestra Hermandad o con el Diputado de Formación, Miguel Ángel Moreno, 609 907 919
×

Oferta de trabajo

Os damos traslado de la oferta de selección de personal que N.H.D. Manuel Cabrera Transmonte ha hecho llegar a nuestra hermandad, con objeto cubrir puestos de trabajo en Austria, Suiza y Alemania. Es requisito indispensable el conocimiento del idioma inglés y/o alemán, en diferentes niveles, según cada oferta.(A1/A2-B1/B2). Desarrolladores de software: Conocimientos PHP, JAVA, NET, SAB, SQL, SPS, C++, C#, SCRUM. Probadores de Software: Experiencia con pruebas de software, experiencia con métodos de prueba, conocer enfoques de prueba de software y herramientas de lenguaje de programación: JAVA, SAP, SQL, SPS, C++, C#NET Ingenieros: Ingenieros eléctricos (desarrollar Hard/software o en el sector de construcción de maquinaria), Ingenieros electrónicos con idioma. Técnicos automovilísticos y aeroespaciales: Técnicos e ingenieros. Trabajadores cualificados: Técnicos de climatización y ventilación, eléctricos, técnicos de soldadura. Conductores de camiones. Trabajadores de restauración-Hostelería: Servicios, camareros, cocineros, asistentes, servicios de limpieza. Los interesados pueden enviar su CV y obtener más información a través de la siguiente dirección de correo electrónico mct@vision2job.com. O al teléfono: 615 23 95 51. Persona de contacto: Manuel Cabrera Trasmonte.
×

Obras de la antigua casa hermandad

El pasado 2 de Septiembre dieron comienzo las obras de adecuación de la antigua Casa hermandad, el proyecto estima una duración aproximada de 5 meses, durante este tiempo no se interrumpirán las misas, ni actos, ya que hemos aislado la zona de obras para poder utilizar la Capilla. Para dicha ejecución, como ya se publicó y los Hermanos nos autorizaron, se firmó préstamo con garantía hipotecaría, el cual comenzará a devengar las oportunas mensualidades, por lo que queremos haceros un llamamiento de colaboración, para el pago de los mismos, puedes aportar tu donativo poniéndote en contacto con la mayordomía, os recordamos que lo que aportes, ya sea en dinero o en especie, lo podrás desgravar de la declaración de la renta. Las obras continúan a buen ritmo, según la construtora podremos tenerla terminada antes de lo previsto, gracias por vuestras aportaciones.

Hermandad

Junta de Gobierno

Los hermanos mayores desde principios del siglo XX han sido:
- D. Manuel Pérez y Martínez (1900-1901).
- D. Manuel Fernández-Palacios Labraña (1901-1904).
- D. Felipe Lacave y Uría (1904-1908).
- D. Emilio Galiano y Correa y don Carlos Pickman y Ruiz (1908-1909).
- D. Enrique Peña García y don Vicente Rodríguez Fernández (1909-1910).
- D. Felipe Lacave y Uría (1910-1913).
- D. Manuel Fernández-Palacios Labraña (1913-1916).
- D. Vicente Rodríguez Fernández (1916-1917).
- D. Enrique de la Peña y García (1917-1918).
- D. Luis Ybarra y Osborne (1918-1919).
- D. Carlos Piñar y Pickman (1919-1920).
- D. Juan María Moreno Rodríguez (1920-1921).
- D. Diego López de Morla y Campuzano (Conde de Villacreces, 1921-1922).
- D. José de la Cámara Canaleto (1922-1923).
- D. Isacio Contreras Romero (1923-1930).
- D. Diego López de Morla y Campuzano (Conde de Villacreces, 1930-1932).
- D. Federico Herrero Espejo (1935-1939).
- D. Luis Redondo García (1939-1943).
- D. Isacio Contreras Romero (1943-1945).
- D. José Castro Fernández (1945-1957).
- D. José Fernández Ruiz (1957-1962).
- D. Adolfo Cuéllar Contreras (1962-1968).
- D. José Montoto y González de la Hoyuela (1968-1975).
- D. Zacarías Zulategui Huarte (1975-1979).
- D. Juan Castro Nocera (1979-1987).
- D. Manuel Cabrera García (1987-1994).
- D. José Andréu Fernández (1994-2003).
- D. José María Sainz Estrada (2003-2011).
- D. Félix Mezquita Gayangos (2011- actualidad).
Bienvenidos a la página web de la Archicofradía de las Tres Necesidades conocida popularmente como Hermandad de la Carretería.
Hace ya más de diez años la Junta de Gobierno decidió aprovechar las nuevas tecnologías de la comunicación para acercar Nuestra Hermandad a todos los hermanos, devotos y a cuantos estuvieran interesados en conocer la misma.
Hoy con la misma intención que entonces ponemos a disposición de todos los usuarios de la red una página renovada tanto en su aspecto como en sus contenidos, con la finalidad de lograr la mayor difusión de los cultos y actividades que organice la Hermandad así como de ser un canal de información y comunicación para aquellos hermanos que por residir fuera de Sevilla o por cualquier otro motivo no puede acercarse a nuestra sede; en definitiva pretendemos, a través de este medio, facilitar el cumplimiento de los fines de la Hermandad que se establecen nuestras Reglas y que se concretan en el culto público a Dios nuestro Señor y a su Santísima Madre la Virgen, procurar la evangelización de sus hermanos mediante la formación teológica y espiritual y ejercer la Caridad Cristiana.
Con el deseo de veros pronto en nuestra Capilla recibid un fraternal saludo en Cristo Nuestro Señor.

Félix Mezquita Gayangos, Hermano Mayor.
hermanomayor@hermandaddelacarreteria.org
- Hermano Mayor: D. Félix Mezquita Gayango
- Teniente de Hermano Mayor: D. Miguel García Sánchez
- Consiliario 1º: D. José Andréu Fernández
- Fiscal: D. Pedro José Padilla Mesa
- Mayordomo 1º: D. Santiago A. Bendala Vázquez
- Mayordomo 2º: D. Julio Montoro Carmona
- Secretario General: D. Alfonso Álvarez-Ossorio Rivas
- Secretario de Actas: D. Leonardo Garrido Parish
- Prioste 1º: D. Francisco Javier Lora Medina
- Prioste 2º: D. Manuel del Valle Ruiz
- Diputado Mayor de Gobierno: D. Fernando García Pañero
- Promotor de Cultos: D. Manuel Rodríguez Domínguez
- Promotor de Caridad: D. Miguel García Buzón
- Promotor de Formación: D. Miguel Ángel Moreno Reina
- Promotor de Juventud: D. Arturo José Medina Ruiz

Diputaciones

La Diputación de Mayordomía se encarga de la Administración de la Hermandad, gestionando los ingresos y gastos, tanto ordinarios como extraordinarios.
Está conformada por el Mayordomo primero y el Mayordomo segundo, cuyas obligaciones quedan reflejadas en la Regla 29ª y la Regla 30ª.
Cuota anual ejercicio 2014
Según acuerdo del último Cabildo General de Cuentas, la cuota anual para el presente ejercicio 2014, queda tal como se muestra en la siguiente tabla:
Hermanos y hermanas hasta 7 años 10 €
Hermanos y hermanas de 8 a 17 años 26 €
Hermanos y hermanas mayores de 18 años 42 €

Campaña de túnicas
Os informamos que continúa vigente la “Campaña de Túnicas” con objeto de colaborar en la adquisición en propiedad de las mismas financiando ésta en cómodos plazos y sin ningún tipo de interés para los hermanos. No obstante, si tienes túnica en propiedad y se encuentra deteriorada o de color diferente es el momento idóneo, antes de la llegada de la Cuaresma, para que puedas confeccionarte una túnica nueva con las mismas condiciones mencionadas.

Actualización de datos
A fin de evitar en la medida de lo posible las devoluciones de correspondencia o de cuotas, la Mayordomía de la Hermandad ruega la colaboración de los hermanos cuando se produzca una modificación de datos personales, como bancarios o cambio de domicilio y faciliten a la mayor brevedad posible la variación de los mismos. Para ello pueden utilizarse los medios de comunicación establecidos: correo electrónico, teléfono o a través de la ficha disponible en la web.

Atención al público
El horario de atención en las dependencias en la Casa de Hermandad es: LUNES, MIÉRCOLES y VIERNES de 20:00 a 21:30 h.

Para contactar con la Mayordomía de la Hermandad puede hacerlo en cualquier momento en: mayordomia@hermandaddelacarreteria.org
La Secretaría de la Archicofradía se encarga de diversas tareas: Así, registra toda la documentación que llega a la Hermandad y se encarga de la realización de la que sale de la misma, lleva el control de la nómina de hermanos, gestionando las altas y bajas que se producen en la misma, es la encargada de la redacción de las actas de los Cabildos Generales y de Oficiales, custodia y supervisa el Archivo de la Archicofradía, elabora la Memoria anual de actividades de la Hermandad y coordina la edición del Boletín “Carretería”, entre otras responsabilidades.
La Secretaría os anima a entrar en contacto con nosotros para cualquier cuestión que tenga que ver con las funciones que tenemos encomendadas, muy especialmente si queréis colaborar en cualquiera de ellas. En este sentido, destacamos la redacción del Boletín, para el que estamos abiertos a cualquier tipo de colaboración. Para ello, podéis dirigiros a la dirección de correo electrónico secretaria@hermandaddelacarreteria.org, o bien en persona, en la Casa-Hermandad los lunes y miércoles de 20:30 a 21:30 horas. También por teléfono en los siguientes números: 954229318 – 618078285 - 656677372.
Los cultos tienen que ser el eje fundamental de la vida cotidiana de una Hermandad, ya que es el fin principal para el que se han creado las hermandades.
Nuestra Hermandad, en sus Reglas, recoge, como fines de la misma, el dar culto público y asiduo a Dios Nuestro Señor y a su Santísima Madre, la Virgen María, así como el practicar y fomentar el culto y amor permanente a la Eucaristía.
Los cultos pueden ser de Regla o no, los de Regla se encuentran regulados por nuestras Reglas y se suelen repetir de forma anual, los cultos no de Reglas son aquellos que, ocasionalmente, promueve la Junta de Gobierno, para fomentar la práctica católica de los Hermanos y Fieles con el objetivo de conseguir los fines para los que ha sido creada la Hermandad. Además, en ambos casos, podemos distinguir entre cultos externos y cultos internos, es decir:
1.- Cultos de Regla, Interno:
a) Función Principal de Instituto, se tiene que celebrar el primer Domingo de Cuaresma.
b) Solemne Quinario en honor del Santísimo Cristo de la Salud y Nuestra Señora de la Luz en el Sagrado Misterio de sus Tres Necesidades al pie de la Santa Cruz, se tiene que celebrar durante la semana anterior a la Función principal, de Lunes a Viernes.
c) Solemne Besapies en honor del Santísimo Cristo de la Salud y Solemne Besamanos en honor de Nuestra Señora de la Luz en el Sagrado Misterio de sus Tres Necesidades al pie de la Santa Cruz, se tiene que celebrar el segundo Domingo de Cuaresma.
d) Misa solemne implorando el patrocinio de nuestro titular San Francisco de Paula, se tiene que celebrar el día dos de Abril, su festividad, o en fecha más cercana a la misma, acordada por la Junta de Gobierno.
e) Misa solemne para exaltar la Gloriosa Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, como titular de la Archicofradía, se tiene que celebrar el Domingo de Resurrección.
f) Triduo en honor de Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad, se tienen que celebrar coincidiendo con el Jubileo Circular de las Cuarenta Horas en Honor de Jesús Sacramentado, actualmente los días 13, 14, y 15 de Mayo.
g) Besamanos en Honor de Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad, se tiene que celebrar en el mes de Mayo.
h) Misa Solemne en honor de Nuestra Señora de la Luz en sus Misterios Gloriosos, se tiene que celebrar en el mes de Septiembre.
i) Misa solemne en conmemoración de la antigua tradición de celebrar la Fiesta de la Santa Cruz, se tiene que celebrar en Septiembre.
j) Misa por el eterno descanso de los Hermanos difuntos, se tienen que celebrar en el mes de Noviembre.
k) Celebrar la Eucaristía todos los viernes, sábados, domingos y días de precepto.
2.- Cultos de Regla, Externo:
a) Estación de Penitencia a la Santa iglesia Catedral de Sevilla, en la tarde del Viernes Santo.
3.- Cultos No de Regla, Interno:
a) La actual Junta de Gobierno, está fomentando, los primeros viernes de mes, una hora antes de comenzar la Santa Misa, la exposición y adoración al Santísimo Sacramento.
b) La actual Junta de Gobierno fomenta el rezo de Santo Rosario, coincidiendo con determinados cultos de Regla Internos.
4.- Cultos No de Regla, Externo:
a) La actual Junta de Gobierno, con motivo de trasladar, de una forma digna y piadosa, del Santísimo Cristo de la Salud a la Iglesia del Sagrario de la Catedral, para celebrar la Función Principal de Instituto, el día antes, primer sábado de cuaresma, realiza piadoso Vía Crucis con la Sagrada Imagen.
Para la digna y perfecta materialización de los cultos la Hermandad necesita de la colaboración de todos los hermanos y fieles, ayudando a Misa, realizando las lecturas propias, cantando, rezando el rosario, asistiendo, etc., por ello, como Diputado de Cultos, pido de vuestra colaboración, seréis siempre bienvenidos, si estas interesado llama a la Hermandad, a mi móvil 649 847 213 o en cultos@hermandaddelacarreteria.org

Manuel Rodríguez Domínguez
Desde la diputación de priostía invitamos a todos los hermanos y hermanas que lo deseen, sin importar grupos de edad, a participar activamente en el montaje de los altares de cultos, de los pasos para la Estación de Penitencia y mantenimienteo de los enseres de la Archicofradía.
Para más información contacte con nosotros en priostia@hermandaddelacarreteria.org
Esperamos tu colaboración.
El Diputado Mayor de Gobierno tiene encomendada la organización de la Estación de Penitencia a la Santa Iglesia Catedral en la tarde del Viernes Santo. La Estación de Penitencia es el principal culto externo de la Hermandad y uno de los uno de los actos con más repercusión en la vida de la Hermandad a lo largo del año.
Igualmente el Diputado Mayor de Gobierno tiene confiada la organización de cualquier procesión de carácter ordinario o extraordinario en que participe la Archicofradía, así como la ordenación del cortejo que en representación de la Archicofradía acuda a procesiones organizadas por otras corporaciones.
Para el buen desarrollo de estas funciones, el Diputado Mayor de Gobierno anima a todos los Hermanos que quieran colaborar con estas labores a que se pongan en contacto con él. Podéis dirigiros a la dirección de correo electrónico diputadomayor@hermandaddelacarreteria.org, o bien en persona, en la Casa-Hermandad o través del teléfono en los números 954229318 – 690250150. Para todo ello, a lo largo del año se mantendrán distintos encuentros y reuniones entre los miembro del equipo de diputados y auxiliares de la Cofradía.
También el Diputado Mayor de Gobierno, en estrecha colaboración con el Promotor de cultos, se encarga de la organización del cuerpo de acólitos de la Hermandad. El cuerpo de acólitos participa activamente a lo largo del año en todos los cultos, tanto internos como externos, que se realizan en la Hermandad. Desde estas líneas quisiera animar a todos los hermanos jóvenes a que se acerquen a colaborar en estas funciones.
La Diputación de Caridad informa, a todos los hermanos y hermanas, que tenemos abierto un almacén en la Casa Hermandad para la recogida de alimentos (no perecederos) y de ropa usada (en buen estado). Dicha recolecta de alimentos, se realiza para la ayuda a hermanos, feligreses y asociaciones caritativas, incluyendo en ellas al Proyecto Fratérnitas.
La entrega de estos alimentos se pueda realizar en nuestra Casa Hermandad, los jueves y viernes, entre las 20:30 horas y las 21:30 horas.
También informamos, que los días 30-11-2012 y 01-12-2012, se realizará la recogida de alimentos, para el banco de alimentos de Sevilla. Todos los hermanos y hermanas que quieran colaborar en dicha recogida, se pueden poner en contacto con la diputación de caridad en el teléfono de la hermandad o en el correo electrónico caridad@hermandaddelacarreteria.org
También queremos recordar que la Hermandad tiene una bolsa de trabajo, tanto para ofertantes como para demandantes de empleo.
Gracias por todo.
El pasado 12 de mayo se inició un curso de preparación para la Confirmación, está promovido por las Diputaciones de Juventud y la de Formación, en estrecha colaboración con nuestro Director Espiritual y Párroco del Sagrario, siendo impartido por catequistas especialmente preparados para tal fin.
Principalmente va dirigido a todos los hermanos y hermanas jóvenes, si bien pueden participar también amigos o familiares de hermanos, interesados en recibir el Sacramento de la Confirmación.
Las sesiones tendrán lugar en nuestra Casa de Hermandad, los segundos viernes de cada mes de 19:30 a 21:00, con la finalidad de recibir dicho Sacramento, en la Santa Iglesia Catedral de Sevilla en el mes de mayo de 2013. Pedimos que estén atentos al calendario de Cultos y actos por posibles cambios de fechas y horario.
Los cursos y retiros programados para el curso 2012-2013 organizados por la Delegación Diocesana de Hermandades y Cofradías se pueden consultar aquí.
formacion@hermandaddelacarreteria.org
La Diputación de Juventud va a continuar durante el presente curso con la organización de nuevas actividades destinadas a nuestros hermanos más pequeños, gracias a la buena acogida obtenida tanto por los pequeños como por sus padres y madres. Os presentamos algunas de las que se han previsto inicialmente:
- Cuentacuentos.
- Taller de olores: bolsas aromáticas, sales relajantes.
- Pequepriostes.
- La Navidad: Taller de belén (sábados de octubre y noviembre 11:30 horas). Visitas de belenes.
- Teatro de marionetas.
- Taller de creación de juguete.
- Taller de papel reciclado.
- Concurso de disfraces.
- Taller de creación de marionetas.
- Cartero Real.
- Excursión al Zoo de Jerez o Guillena.
- Excursión y convivencia familiar en el parque del Alamillo.
- Convivencias con las hermandades del barrio.
- Salida Cruz de Mayo infantil.
Se realizarán un sábado de cada mes e irán destinadas a niños y niñas de 3 a 12 años aproximadamente, en horario de 18:00 a 20:00 horas, a excepción de las salidas y excursiones que serán debidamente anunciadas.
Tras su finalización os invitamos a todos a asistir a la Santa Misa que se celebrará en nuestra capilla dirigida especialmente a los niños y niñas a las 20:00 horas.
Las actividades serán anunciadas con la debida antelación a través de la web, el boletín electrónico Carretería Informa además de Facebook.
Además puedes ponerte en contacto con nosotros a través del correo electrónico:
juventud@hermandaddelacarreteria.org o por teléfono: Arturo Medina 627422539 - Elena Calvo 661803886
Os invitamos a todos a venir y pasar un buen rato de convivencia y diversión, donde aprenderemos, conviviremos, compartiremos y haremos hermandad.

Historia

Sedes canónicas

A mediados del siglo XVI, un tonelero de profesión y de nombre Pedro Luis, acompañado de unos jóvenes, le llamó la atención una intensa luz, de origen desconocido en unas alcantarillas que comunicaban el arroyo Tagarete con el río Guadalquivir, en la zona conocida como los Húmeros de la Carretería, entre la actual capilla y la Torre del Oro. El pasadizo carecía de iluminación, salvo la antorcha del portador. Aquella intensa luz se trataba de una pequeña imagen de Virgen de gloria, que con motivo del hallazgo, la rescató de aquel lugar y le dedicó la advocación de la Luz.
(1560-1587) En el barrio del Arenal, en las inmediaciones de la actual capilla. Sede donde radicaba cuando fueron aprobadas las primeras Reglas (1586).
(1587-1592) En la plaza del Duque.
(1592-1761) Templo jesuita en la calle Jesús del Gran Poder y aquel entonces de la orden de los Mínimos.
(desde 1761) Su actual sede canónica, en la calle Real de la Carretería. Su forma es rectangular y las dimensiones de la nave son muy reducidas: 11,30 metros de longitud y 5,80 m. de anchura. Dispone de una gran puerta de dos hojas, que mide 3,20 m. de hueco, de los 5,80 que tiene su muro, de anchura. En 1997 se hizo una pequeña ampliación con una nave reducida de unos 30 m²en la parte de la derecha, presidido por un altar dedicado a la Virgen del Mayor Dolor en su Soledad. El solar donde fue construida era un viejo almacén del cabildo eclesiástico. Se inició su construcción en el año 1753. El arquitecto que la construyó fue don Juan Núñez. El costo de la compra del solar y construcción de la capilla fue satisfecho a medias entre la hermandad y el gremio de toneleros. Se bendijo la capilla el 15 de agosto de 1761 por el sacerdote y hermano don Juan Félix de Oviedo.

Efemérides

Según la tradición, en 1550 fue hallada una Imagen de la Virgen, por un oficial del gremio de Toneleros, llamado Pedro Luís de Chipiona, en una alcantarilla cercana al río, posiblemente la del Arroyo del Tagarete en el lugar conocido como los Húmeros de la Carretería. Dicha Imagen de la Santísima Virgen es la actual Virgen de la Luz de gloria, con diferentes modificaciones a lo largo del tiempo.
Sus primeras Reglas son aprobadas el 30 de julio de 1586, quedando establecida la hermandad en el hospital de San Andrés de los Toneleros, permanece en dicho Hospital que estaba ubicado muy cerca de nuestra capilla (actual calle Toneleros), hasta 1587, cuando la reducción de hospitales motiva que se traslade a la parroquia de San Miguel (en la actual plaza del Duque).
- 1591: A instancia de D. Antonio Cardona y Córdoba (Duque de Sessa) protector de la hermandad y embajador de España ante la Santa Sede, se le concede la incorporación a la cofradía de la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, establecida en la basílica Santiago de los Españoles en Roma. Esta bula le es concedida por el Pontífice Gregorio XIV, el 20 de julio de aquel año y es refrendada el 22 de noviembre de 1592, confiriéndole asimismo el título de Archicofradía. Recibe también la facultad para salir en procesión con el Santísimo la mañana del Domingo de Resurrección y la capacidad para poder celebrar el jubileo de las cuarenta horas dos veces al año, privilegio que en aquel tiempo aún no había sido concedido a Sevilla. Sabemos que en 1612 la hermandad celebra el jubileo de las cuarenta horas, siendo la primera que así procedía. Con el tiempo, este culto se extendería a todas las demás.
- 1592: Se traslada la archicofradía al recién construido colegio de San Francisco de Paula (lugar ocupado hoy en día por la Iglesia del Sagrado Corazón en la calle Jesús del Gran Poder).
- 1602: El 8 de febrero le es concedida bula por el Pontífice Clemente VIII en la cual se le conceden a los hermanos importantes indulgencias.
La estación de penitencia se realizaba en origen durante la Madrugada del Viernes Santo. A partir de 1613 existe constancia documental que la cofradía lo hacía con dos pasos y continúa de esa forma durante al menos 27 años.
La mayor parte de los datos y noticias que tenemos de la hermandad, anteriores a 1640 se deben al celo de Marcos Sánchez, Mayordomo de la Archicofradía quien el mencionado año, presta testimonio ante el escribano, don Sebastián de Espinosa y el Alcalde del Crimen, Leonardo Henríquez, sobre la antigüedad y sedes de la Archicofradía en sus primeros años de Historia, presentando cuatro testigos; Juan de la Vanda, Juan Carrasco, Sebastián Quijada y Juan Romero, los cuales habían tenido trato con los primitivos fundadores, confirmando la antigüedad de la hermandad, ya que parte del archivo se destruyó en un incendio. Otras de las mencionadas noticias constan en el archivo de la hermandad en la sección sobre privilegios y títulos concedidos a la misma (1789).
- 1623: En la reducción de cofradías quedó unida a las del Traspaso, la Lanzada y la Soledad. Como esta fusión fue en contra del parecer de las corporaciones, no prosperaron ni ésta ni otras muchas uniones y tres años más tarde, la de las Tres Necesidades lograba la independencia por disposición del nuevo asistente, D. Lorenzo Cárdenas.
- 1629: Se encarga la ejecución de la Virgen del Mayor Dolor en su Soledad al maestro escultor y discípulo de Martínez Montañés, D. Alonso Álvarez de Albarrán, cobrando por dicho encargo la cantidad de 400 reales. Se trata de esta forma de la Dolorosa con autoría confirmada más antigua de toda la Semana Santa de Sevilla.
No podemos afirmar la autoría del Santísimo Cristo de la Salud, aunque la atribución más generalizada es la del escultor D. Francisco de Ocampo y Felguera, nacido en la localidad jiennense de Villacarrillo en 1.579, y fallecido en el año 1.639. Fue sobrino del también escultor Andrés de Ocampo Núñez. Se trataría por tanto de una imagen del primer tercio del siglo XVII.
- 1677: El 2 de mayo se encarga la ejecución de un paso a Pedro Roldán y Cristóbal de Guadix, por la suma de 18.048 reales sin contar el dorado del mismo, igualmente se encarga a Cristóbal de Guadix y Luis Antonio de los Arcos (marido de Luisa Roldan, “La Roldana”, hija de Pedro Roldán) la ejecución de las figuras del Misterio de las Tres Necesidades, interviniendo junto a los artistas señalados Pedro Roldán, ya que el finiquito de la obra está firmado por él mismo. La imagen de Santa María Magdalena, no pertenece al taller antes citado, estando atribuida a Pedro Duque Cornejo (nieto de Pedro Roldán).
- 1690: Se firma la concordia con la hermandad de la Sentencia, después de haber mantenido sendos pleitos por el lugar del desfile en la estación de penitencia.
- 1753: En el cabildo celebrado el día 2 de febrero la archicofradía estudia la posibilidad de establecerse en la capilla de Nuestra Señora de la Piedad (actual Baratillo), habida cuenta de los problemas que tenía con la comunidad religiosa del colegio de San Francisco de Paula, ofreciéndose a realizar obras para su ampliación. En la Junta celebrada el día 18 del mismo mes y año acuerda desestimar la propuesta anterior y decide labrar capilla propia en el barrio de la Carretería.
-1753: La construcción de la capilla comienza el 23 de septiembre en un almacén y casas que la hermandad había comprado, siendo solar, al Cabildo Eclesiástico en la calle Real del Barrio de la Carretería, según escritura pública de fecha 19 de junio de 1754. Iniciada la obra por Francisco Rodríguez en un principio, se contrata a D. Juan Núñez, maestro mayor de obras de la Catedral, quien aportó planos, diseño y supervisó las obras.
- 1756: El 30 de mayo el gremio de Toneleros propone a la hermandad que acepte su patronato, formalizándose el mismo al año siguiente, comprometiéndose los maestros toneleros a pagar un tributo a la cofradía y ayudarla en la construcción de la Capilla. La archicofradía se obligaba a prestar asistencia religiosa y enterramiento a los componentes del gremio. El patronato oficial es aprobado por el Arzobispo de Sevilla, el día 27 de junio de 1761.
- 1761: Se bendijo el 15 de agosto, solemnidad de la Asunción Gloriosa de María Santísima. Con licencia del Prelado, bendice la capilla el Presbítero y Mayordomo de la Cofradía Juan Félix de Oviedo. Se realiza el traslado desde el convento de San Francisco de Paula a su nueva capilla en una solemnísima procesión, a la que acompañan unas fiestas realizadas entre los días 14 y 18 de agosto de aquel mismo año.
- 1788: Con motivo de la proclamación como Rey de España de Carlos IV, se erigen en la ciudad multitud de arcos triunfales. La hermandad monta uno de carácter efímero y gran vistosidad en la plaza de Santa Marta en el mismo interviene el destacado pintor Francisco Ximénez. Finalizadas las fiestas, se recupera del arco una pintura de grandes dimensiones que está instalada actualmente en el coro de nuestra capilla.
- 1790: El 8 de mayo renovó sus Reglas que les fueron aprobadas por el Supremo Consejo de Castilla.
- 1791: Mantiene pleito con la Cofradía de la Santa Cruz y la Virgen del Rosario, en la capilla de la Resolana, sobre la antigüedad de ambas, siendo el resultado del mismo favorable para la Archicofradía de las Tres Necesidades.
Asimismo, aquel año mantiene el famoso pleito con la del Gran Poder que habrá de durar hasta 1798. A consecuencia de dicha disputa legal ambas cofradías están a punto de extinguirse. La causa de la misma fue el lugar a ocupar en la Madrugada del Viernes Santo. El problema transcendió de la Jurisdicción Ordinaria e intervino el Supremo Consejo de Castilla que decidió el 23 de septiembre de 1798 la extinción de ambas cofradías, ordenando que les fuesen retiradas sus capillas respectivas, las alhajas, imágenes, ornamentos y todas las propiedades. El pleito quedó solucionado definitivamente mediante una Escritura de Concordia entre ambas hermandades. Consistía la misma en la alternancia en el orden de estación de penitencia cada año. Por ello, el Consejo de Castilla decide invalidar el mandato de extinción y de esta forma cada hermandad pudo recuperar sus bienes.
- 1800: Para rogar por la desaparición de la epidemia de fiebre amarilla que asola Sevilla, la hermandad organizó unas procesiones pro-rogativas durante tres noches; la primera visitó San Laureano, la segunda San Roque y la última San Sebastián.
- 1810: En la Sevilla afrancesada, y a petición del Gobierno de José I Bonaparte (“Pepe Botella”), realizará la estación de penitencia en la tarde del Viernes Santo, para que la contemplara el nuevo Rey. Le acompañaron tan sólo las cofradías del Prendimiento y del Gran Poder, puesto que el resto de corporaciones de la ciudad se negaron a hacerlo.
- 1844: Se estrena nuevo paso en madera de caoba, construido por Manuel Rodríguez Espinosa, este canasto contiene las cartelas de escenas de la pasión, que se respetaron del anterior paso y que eran obra de Roldán y sus discípulos del taller, Luis Antonio de los Arcos y Cristóbal de Guadix. Este paso fue vendido a la hermandad de la Cena en los primeros años del siglo XX, del cual actualmente mantienen sólo las cartelas.
- 1848: Se encarga al mismo artista, Manuel Rodríguez Espinosa, nuevo retablo para el altar mayor.
- 1849: Son recibidos como Hermanos Mayores Perpetuos los Duques de Montpensier, don Antonio de Orleáns y su esposa doña María Fernanda, quienes fueron protectores de la hermandad durante varios años. Siete años más tarde, don Antonio de Orleáns, acompañó a la cofradía en su estación de penitencia el Viernes Santo, junto con las Milicias Nacionales que por entonces estaban en la ciudad y con las autoridades civiles y militares de la misma.
- 1852: Ante la lluvia que aparece el Jueves Santo, la cofradía de la Quinta Angustia ha de permanecer en la Catedral. Al desfilar la Carretería en la Madrugada ante ella, es invitada a acompañarla a su templo, entonces en el convento del Carmen de la calle Baños, una vez finalizase nuestra estación de penitencia. La nuestra aceptó y así lo hizo, formando en la procesión de regreso en la mañana del Viernes Santo, en la que portaban nuestros hermanos cera, insignias y varas. Con este motivo, se estableció una magnífica relación entre ambas corporaciones, que se mantuvo durante muchos años.
- 1858: Se estrena una custodia procesional con el Santísimo Sacramento para la procesión del Domingo de Resurrección. Se trata de una magnífica obra de asiento en plata rouls, que fue labrada en el taller de Ysaura. Esta pieza fue vendida en 1913-1914, a la hermandad Sacramental de San Bernardo por un precio de 750 pesetas.
- 1861: Hasta ese año había venido realizando la estación de penitencia en la Madrugada del Viernes Santo. Este año, nuevas Reglas son aprobadas por la Autoridad Eclesiástica. Oficialmente abandona la Madrugada y pasa a realizar la estación de penitencia en la tarde del Viernes Santo, tras una presión frustrada del Ayuntamiento, para que lo hiciera el Miércoles Santo.
- 1862: Juan Rossi construye un paso alegórico de líneas góticas para dar asiento a unas figuras simbólicas que representan la victoria del espíritu sobre la materia, según boceto de la fantasía de Vicente Hernández Bouquet. Su costo se eleva a 2.858 reales de vellón. Algo después, el mismo autor modifica la composición al añadir un ángel y un esqueleto con la siguiente leyenda “Hoc est Victoria qui Vincit”. Preceden al paso, nazarenos con antifaz, túnica y capa de color blanca. La estación de penitencia la efectúa con este paso y el de misterio. En sucesivos años, este paso salió intermitentemente y se cree que su última estación la realizó en 1882.
- 1869: El 14 de enero la Junta de Gobierno se ve obligada a entregar las llaves de la capilla a la Junta Revolucionaria, creada tras la Revolución del año anterior, trasladando sus sagradas imágenes al colegio de San Miguel. El 7 de marzo del mismo año, y gracias a las gestiones realizadas por el Cabildo Catedralicio, le son devueltas las llaves y propiedad de la capilla. En agradecimiento la hermandad celebra funciones religiosas a sus expensas en la Iglesia del Sagrario, y en agradecimiento el Cabildo le concede el privilegio de usar su Escudo de Armas.
- 1874: Al regreso de su estación de penitencia, mientras discurría la procesión por la calle Placentines, la cruz del Santísimo Cristo de la Salud quedó enganchada en un balcón. Hubo dificultades para desengancharla y al forzar, sufre deterioro un pie del Santísimo Cristo de la Salud. Finalmente hubo de colocarse la cruz tendida sobre el paso y regresar a la capilla por el camino mas corto. Se restauró el desperfecto del pie y se realizó una nueva cruz, cuya madera de acacia facilitó el Excmo. Ayuntamiento.
- 1880: Acompaña al paso de misterio, un grupo de la centuria de la Macarena, tal es el éxito que en cabildo celebrado el 9 de mayo de ese mismo año, se acuerda que la hermandad dispusiera de una centuria propia, nombrando al hermano José Manzano, jefe de la misma. Una vez formada, intervino en la estación del año siguiente. Tenía prohibido acompañar a cualquier otra cofradía.
- 1886: Se estrena paso de palio de la Virgen del Mayor Dolor en su Soledad, con un excepcional manto bordado, obra de las Hermanas Antúnez al igual que las caídas, los faldones y saya para la Virgen. El paso de palio era algo extraordinario, hasta el punto de merecer el siguiente comentario en la prensa local de la época “Este paso en su conjunto es el que ostenta mayor riqueza y lujo de cuantos hasta ahora se han visto en Sevilla”. Anteriormente la Dolorosa formaba parte del Sagrado Misterio.
Hasta ese año la túnica de los nazarenos era de lana de merino negra de capa. Ese año la Archicofradía cambia de túnicas y estrena las túnicas de terciopelo azul y cíngulo dorado, por las que se le identifica en el día de hoy. Ese mismo año, en el prestigioso taller de nuestra hermana Cristina Ysaura, se realizan todas las varas, canastillas de diputados y la mayor parte de las insignias de la hermandad, destacando también los doce ángeles plateados con atributos de la pasión que se estrenaron en el extraordinario nuevo paso de palio.
-1887: El compositor y músico militar D. José Font y Marimont, director de la Banda de Música del Regimiento de Infantería Soria número 9, padre del compositor Manuel Font y Fernández de la Herran y abuelo de los insignes Manuel y José Font de Anta, dedica a la hermandad la marcha “Carretería” que es la primera marcha dedicada a una cofradía sevillana; actualmente la partitura se encuentra en paradero desconocido.
- 1908: La lluvia produce importantes desperfectos en los pasos y tallas, que se restauran inmediatamente. Para conseguir fondos con que sufragar estas reparaciones, realiza durante el verano, cultos y varios festejos, tómbolas, rifas y veladas. Además sale en procesión por el barrio del Arenal la imagen de Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad, en su paso, pero sin palio.
- 1922: Estrena su actual paso de misterio, obra del tallista Maese Guillermo Muñiz, cuya ejecución fue realizada íntegramente en la propia capilla. Del anterior paso sólo se conservan las cartelas talladas, que fueron adquiridas por la Hermandad de la Cena de Sevilla.
- 1923: Es estrenada la marcha “Virgen del Mayor Dolor” por el compositor Manuel López Farfán.
- 1927: Se realizan importantes obras de consolidación de la capilla, por su precario estado, casi ruinoso. Los gastos fueron sufragados en su mayor parte por el entonces hermano mayor, D. Isacio Contreras Romero.
- 1950: Es proclamado el dogma de la Asunción de María. Con tal motivo, la Virgen de la Luz, de gloria, participa en una magna procesión a la Catedral que organiza el Cardenal Segura. Es acompañada por otras imágenes gloriosas: la Pastora de Santa Marina y la Virgen de los Reyes de la Catedral, junto con las siguientes dolorosas: Rosario, Presentación y Loreto.
- 1956: En un incendio ocasionado en los almacenes donde se guardaban los enseres de la Archicofradía (Almacenes Contreras) se pierde el excepcional manto (ese año se había restaurado completamente), así como los faldones bordados, obra de las Hermanas Antúnez y otros enseres.
- 1965: Con motivo de las Misiones Generales organizadas por el Cardenal D. José María Bueno Monreal, nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad, es llevada en andas desde su iglesia del barrio del Arenal hasta la parroquia de San Eugenio y Santa María de las Flores, de la barriada de Pío XII, donde permanece varios días.
- 1973: Adquiere el solar junto a su capilla, con el objeto de construir una casa-hermandad. Habrían de pasar casi veinte años hasta que el 12 de octubre de 1992 comenzasen las obras de la misma, que sería bendecida el 30 de mayo de 1994.
- 1976: Se forma la primera cuadrilla de hermanos costaleros, sacando este año, en la estación de penitencia del Viernes Santo, sólo el paso de misterio y a partir del año siguiente los dos pasos. Se procede en este mismo año, a la fundación del primer Grupo Joven.
- 1979: Se publica por nuestra hermana Fuensanta García de la Torre el libro “Estudio Histórico-Artístico de la Hermandad del Gremio de Toneleros de Sevilla”.
- 1991: El 29 de marzo -Viernes Santo-, estando el paso de misterio a la altura de la Casa de la Moneda, al levantarse el paso, se partió la Cruz del Santísimo Cristo de la Salud, que quedó atrapado entre las imágenes de los ladrones que le acompañan en nuestro paso. No hubo que lamentar desgracias personales y los desperfectos en nuestras Imágenes fueron mínimos. Se realiza nueva cruz, en madera traída expresamente del Canadá.
- 1993: Se solicita y es concedido el cambio de nombre de la calle Varflora en el año 2000 al Ayuntamiento de Sevilla, donde se encuentra la capilla, por el primitivo nombre de Real de la Carretería.
- 1994: Se concluyen las obras de la actual casa-hermandad y son bendecidas por el párroco del Sagrario y Director Espiritual, D. José Gutiérrez Mora. Se culminan así más de veinte años de esfuerzos por enriquecer el patrimonio y las instalaciones de la Archicofradía.
- 1996: El día 6 de junio comienzan las obras de ampliación de nuestra capilla, acabándose el 12 de febrero de 1997, y siendo bendecida por el Sr. Arzobispo de Sevilla en la mañana del 16 de febrero del mismo año. Dicha capilla está dedicada a la Santísima Virgen del Mayor Dolor en su Soledad. Durante ese tiempo las imágenes permanecen en la Parroquia del Sagrario de la Santa Iglesia Catedral.
- 1997: Al igual que ocurriera el pasado siglo, en el que el compositor Font y Marimont, compone la marcha “Carretería” y pasa a ser nuestra Archicofradía la primera en tener una marcha procesional dedicada, el 7 de marzo se estrena en la Iglesia del Señor San Jorge (Santa Caridad) un Miserere dedicado a esta hermandad, compuesto por Patricio Gómez Vallés. Por expreso deseo del Sr. Arzobispo, hoy Cardenal D. Carlos Amigo Vallejo, se vuelve a interpretar en 1998 en la Capilla Real de la Santa Iglesia Catedral, dirigida por D. Vicente Javier Pérez Benavente. Es esta hermandad la primera en contar entre su patrimonio musical con un Miserere.
- 2000: Se produce carta de hermanamiento con la vecina hermandad del Baratillo. Este mismo año se celebra Solemne Pontifical, oficiado por el Obispo Emérito de Córdoba (q.e.p.d.) D. José Antonio Infantes Florido, al igual que diversos actos culturales, con motivo del 450 aniversario fundacional de la corporación.
- 2001: Son estrenados nuevos respiraderos de plata de ley para el paso de Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad, con diseño de D. José Asián Cano y realizados en el taller de Orfebrería Triana.
- 2004: En enero nuestro paso de palio, sin la imagen dolorosa, conjunto con prácticamente todos los enseres de la hermandad, presiden en la cúpula central del Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla, la Feria de Artesanía Cofrade “MUNARCO” en su 8ª edición.
- 2004: El 27 de enero se celebra Cabildo General Extraordinario para la aprobación de nuevas Reglas, donde se establece, entre otras cosas, la plena igualdad entre hermanos y hermanas, pudiendo desde este momento participar las hermanas en la estación de penitencia del Viernes Santo y cuantas procesiones se organice. En fecha 5 de marzo de se recibe oficio firmado por el Vicario General, D. Antonio Domínguez Valverde (q.e.p.d.), aprobando dichas Reglas. El Viernes Santo de ese año, las hermanas realizaron la estación de penitencia por primera vez.
- 2006: Durante los meses de febrero y marzo de 2.006 es expuesto en el Ayuntamiento de Sevilla el nuevo palio bordado para Nuestra Señora del Mayor Dolor, según dibujo de José Asián Cano y ejecutado en el taller de Jesús Rosado Borja en la localidad de Écija. Fue bendecido por el Sr. Cardenal de Sevilla, D. Carlos Amigo Vallejo, en la Función Principal de Instituto que tuvo lugar en la parroquia del Sagrario de la Santa Iglesia Catedral el domingo 5 de marzo. En años sucesivos se van completando los bordados del palio hasta culminar los trabajos en 2011.
El Viernes de Dolores se presenta el libro recopilador de la historia de nuestra Archicofradía realizado por nuestro hermano D. Francisco Rincón Hernández, bajo el titulo “Casi todo sobre la Hermandad de la Carretería”.
- 2008: Las portadas que, con motivo de la celebración del Corpus Christi, se levantan cada año en la plaza de San Francisco están inspiradas en la fachada de nuestra capilla. Con tal ocasión se celebraron diversos actos en nuestra hermandad y el Excmo. Ayuntamiento.
- 2009: El Consejo General de Hermandades y Cofradías de la ciudad de Sevilla, con fecha 9 de noviembre acordó designar a la imagen del Santísimo Cristo de la Salud, titular de nuestra hermandad, para que presidiese el XXV Vía Crucis Penitencial de las Hermandades de Sevilla del siguiente a la Santa, Metropolitana y Patriarcal Iglesia Catedral. Ofició el Excmo. y Rvdmo. Arzobispo, D. Juan José Asenjo Peregrina.
Nuestra hermandad, ha participado en numerosas ocasiones en la procesión magna del Santo Entierro Grande, organizado por la hermandad del Santo Entierro que tiene lugar por eventos especiales durante el Sábado Santo:
Con el paso del Sagrado Misterio en los años: 1850, 1854, 1910, 1948, 1965, 1992 y el último en 2004. Con el paso de palio en 1920, siendo, hasta la fecha, el único de palio que ha formado parte de un Santo Entierro Grande en Sevilla.

Título, Escudo y Medalla

Pontificia, Real Archicofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Salud, María Santísima de la Luz en el Sagrado Misterio de sus Tres Necesidades al pie de la Santa Cruz, San Francisco de Paula, Gloriosa Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo y Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad.
Al que se suele añadir: “Agregada a la Archicofradía de la Gloriosa Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, sita en Santiago de los Españoles de Roma y canónicamente establecida en su capilla propia del barrio de la Carretería en Sevilla”.
El templo de Santiago, reseñado, se encuentra ubicado en la vía Monserrato 94 de la Ciudad Eterna y tiene el sobrenombre de Iglesia Nacional Española de Santiago y Montserrat. Fue elevado al rango de basílica en octubre de 2003.
Su sede -la capilla de la Carretería- se encuentra situada en la hoy calle Real de la Carretería número 15, en pleno barrio del Arenal, no lejos del Guadalquivir, en la antigua calle Varflora.
Los títulos y circunstancias que constan en el nombre oficial tienen los siguientes fundamentos:
El título de Pontificia, según algunos historiadores, le fue concedido por S. S. Clemente VIII, el 8 de febrero de 1602, mediante la bula “CUM SICUT ACCEPIMUS”, que contenía numerosas indulgencias.
El de Real procede de las intensas relaciones mantenidas con sus hermanos SS. AA. RR. los Duques de Montpensier, don Antonio de Orleáns y doña María Fernanda, que llegaron a ser hermanos mayores perpetuos.
El de Archicofradía, al lograr su agregación a la Archicofradía de la Gloriosa Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, por el hermano don Antonio Cardona y Córdoba, Duque de Sessa y embajador en Roma, establecida en la iglesia de Santiago de los Españoles de la ciudad de Roma, ratificada por S. S. Gregorio XIII, con fecha 20 de julio de 1591.
Santísimo Cristo de la Salud y María Santísima de la Luz por ser sus sagrados titulares, representados en sendas tallas.
En sus Tres Necesidades al pie de la Santa Cruz, se refiere a las que imperiosamente sintió la Virgen, para desclavar y sepultar el cadáver de su Hijo amado: escaleras (que portan José de Arimatea y Nicodemus, los Santos Varones), sábana (que aparece extendida entre las tres Marías) y el sepulcro (que durante una época figuró en la delantera de otro paso y posteriormente fue suprimido por resultar antiestético e impedir la visibilidad del misterio desde determinados lugares).
Seguidamente el título hace alusión a San Francisco de Paula, dada la relación que estableció la hermandad con los frailes Mínimos cuando residió en la iglesia de los religiosos (1611-1761), hoy templo del Sagrado Corazón, en nuestros días, en la calle Jesús del Gran Poder, cuyo fundador fue dicho santo.
La mención a la Gloriosa Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, se refiere a la relación con la Archicofradía romana ya citada, agregación que le valió privilegios que, más adelante, conoceremos e incluso su recuerdo en un paso simbólico. Es la primera cofradía de Sevilla que incluyó en su título el más importante de todos los misterios de nuestra religión.
En último lugar, finaliza el título de la hermandad con Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad, al ser la actual advocación de su Dolorosa que realiza su estación de penitencia bajo palio.
Llama la atención que, pese a lo largo del nombre oficial de la Archicofradía, en él no se hace, ni se ha hecho referencia a lo largo de su vida, a la Virgen de la Luz de gloria, la primitiva imagen, de sorprendente aparición, núcleo inicial en torno al que tomó forma la corporación, en la tendencia sevillana de convertir en hermandades de penitencia, las de gloria, probablemente, su primera titular, pues la que se menciona en el título, muy concretamente, es la de la Luz en sus Tres Necesidades, la Dolorosa que figura en el paso de calvario. ¿Quizás, con una sola cita, se ha querido cubrir esta dualidad de Vírgenes de la Luz? De todos modos existe una ambigüedad palpable.
Como el nombre oficial, a la vista está, ha sido y sigue siendo algo largo, el pueblo la ha conocido, a través del tiempo, con diversos nombres, entre ellos: la hermandad de las “Tres Necesidades”, por el motivo ya explicado anteriormente; de “los Toneleros”, por ser este gremio el que la impulsó y por último, “la Carretería” por el lugar de su fundación y su situación durante los últimos dos siglos y medio en el centro de dicho barrio, en pleno Arenal sevillano.
En nuestros días se nota cierta tendencia a volver hacia “las Tres Necesidades” avalada por la oficialidad de la hermandad, en una nostalgia del ayer.
El actual escudo completo, lo integran la cruz de Santiago atravesada en su parte inferior por una cinta barroca con la leyenda “Charitas”, sobre la que se sitúa otra latina con INRI, en madera de su color, de proporciones semejantes a la de Santiago. De cada lado del patíbulum o travesaño horizontal, pende una escalera también en color madera, hasta su base y en el lugar en que se cruzan los dos maderos, aparece una corona de espinas. Incluye dos cartelas, una a cada lado, con las partes superiores levemente inclinadas hacia el exterior y su base en cada uno de los extremos del travesaño de la cruz de Santiago. La de la izquierda, según se observa, bajo la corona real, contiene el escudo de España y la de la derecha, sobre fondo azul, las armas de los Duques de Montpensier, rematada con la corona ducal. El toisón de oro aparece extendido horizontalmente bajo las cartelas y cae por ambos lados limitando la parte inferior de la cruz de de Santiago. Remata el escudo una tiara pontificia en azul y oro que descansa sobre la parte superior del estipes (travesaño vertical) de la cruz latina. Todo dentro de un acentuado barroquismo.

Escudo actual

El escudo reducido, anterior en el tiempo, consiste en dos circunferencias concéntricas coronadas por los atributos papales (tiara y llaves). En la parte superior, en la zona comprendida entre las dos circunferencias aparece la leyenda “CHARITAS” y en el resto una greca.
En el círculo blanco que dejan en el interior, aparece en su parte inferior un pequeño montículo en cuya parte más elevada está situada una cruz y tres clavos en su base. Sobre cada lado del patíbulum (travesaño horizontal) de la cruz se apoya una escalera y sus partes inferiores permanecen ocultas por dos cartelas coronadas: la de la izquierda con el escudo de España y en el de la derecha en el ducado de Montpensier.

Escudo antiguo

En el atuendo del nazareno sólo figura la cruz de Santiago bordada en hilo rojo en el antifaz a la altura del pecho. Asimismo, aparece en el estandarte y Libro de Reglas y en cuantos documentos expide.
Consiste en una placa de metal blanco plateado con la forma del escudo de la hermandad, que aparece troquelado en su cara, limitado en su parte superior por los símbolos pontificios: tiara y llaves y por la inferior con el toisón de oro. El envés es totalmente liso. Mide 6,5 cm. de anchura máxima y 7,5 de altura. El grosor es de 2 mm. Pende de un cordón de seda azul y oro. Su peso es 70 gramos.

Medalla

En todos los cultos deben los hermanos portarla y especialmente durante la estación de penitencia pendiente del cuello, aun cuando permanezca oculta por la lengüeta del antifaz.

Reglas de la Hermandad

Haz clic aquí para ver las reglas de la Hermandad

La Reglas suponen la Carta Magna de la Archicofradía. Contienen los derechos y deberes de sus miembros y de la corporación con sus hermanos y distintos estamentos, así como la mecánica a seguir en todos los supuestos que determina o pueden producirse en la vida de la hermandad.
Las actuales Reglas están plasmadas en 69 normas y contenidas en los seis títulos de que consta.

Patrimonio

Artístico

Descripción:
La extraordinaria talla se encuentra estilísticamente en la transición del manierismo al barroco. Podría considerarse como el Cristo más austero de todos los barrocos y calificarlo como el Crucificado tipo de la idea post-tridentina.
En contraste, con inequívocos detalles barrocos, se aprecian vestigios góticos, especialmente en el modo como aparece trabajado el pelo y el paño de pureza que es de pliegues amplios y lo tiene recogido en la parte posterior del lado derecho con una airosa moña y sujeto con una cuerda, que deja descubierta la cadera derecha.
En cuanto a sus medidas, son las siguientes: altura, 170 cm.; el brazo derecho, 23; el antebrazo, 30; mientras que el izquierdo 22 y 25 cm. respectivamente. Según el restaurador don José Rodríguez Rivero-Carrera, la materia prima utilizada por el escultor es la madera de ciprés. La policromía que muestra la imagen es de tonos claros y presenta una gran sensación de realismo. Luce juego de potencias labradas en plata sobredorada de los orfebres y hermanos Martín Díaz.
La cruz actual fue construida en 1991. Es lisa y de pino de Oregón, sin nudos, de un diámetro un centímetro mayor que la anterior, quebrada durante la estación de aquel año.
Autoría:
Nada se puede asegurar sobre qué escultor esculpió la talla del Santísimo Cristo de la Salud. Sin embargo, a lo largo de su existencia ha sido atribuida a diversos artistas. En su momento, se dio por buena la adjudicación a Martínez Montañés, Se han encontrado semejanzas entre Nuestro Sagrado Titular y, entre otros, el Santísimo Cristo del Calvario, el Crucificado del convento de los Mínimos de Triana, el de la Clemencia (por el modo cómo ha sido trabajada la madera especialmente en las extremidades) y el Crucifijo de la Vera Cruz de la parroquia de la O de la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda, esculpidos el primero por Francisco de Ocampo en 1611, el segundo de Martínez Montañés en 1603 y los otros atribuidos al propio Ocampo, lo que hace que la talla del Santísimo Cristo de la Salud, sea atribuida al citado escultor. No ha faltado quien lo crea de Andrés de Ocampo (tío de Francisco), por la constante confusión de obras entre las esculpidas por tío y sobrino e incluso, de Pedro Roldán.
Otras teorías apuestan por la autoría por parte de imagineros relacionados de una u otra forma con la Archicofradía. Serían los casos de Matías de la Cruz y de Juan de Oviedo. Tampoco existe unanimidad sobre la fecha en que fue esculpido. Lo que parece cierto, es que es anterior a todos los citados.
Descripción:
Se trata de una Virgen dolorosa que figura de pie (mide 170 cm.), llorosa, a la derecha de su Hijo, que tiene su pasado, que no es otro que el siguiente.
Ejerció dicha advocación en el paso de misterio la actual Virgen del Mayor Dolor en su Soledad desde 1629 hasta 1885, cuando pasó a su propio paso de Palio. De este modo hubo que buscar una imagen de la Virgen que la sustituyera. Las primeras miradas se posaron en las tres imágenes femeninas que figuran en el paso, las llamadas tres Marías. Y se escogió la que pareció más apropiada e idónea y la elegida se transformó mediante un cambio de candelero, colocación de lágrimas y el atuendo en la actual Dolorosa de la Luz en sus Tres Necesidades.
Se le impuso la advocación de la Luz, puesto que fue la primitiva de la hermandad, por aquella aparición luminosa, de la imagen de gloria, como una réplica dolorosa de ella.
Autoría: Sobre el autor, al ser primitivamente una María de las contratadas en el concierto de 1677, con toda seguridad salió del taller de Pedro Roldán y dentro de él, los expertos se manifiestan partidarios de que el autor fue Luis Antonio de los Arcos.
Descripción:
Representa a la Madre de Jesús, en el trance del dolor que le ha producido la Pasión y muerte de su Hijo, bajo la advocación del Mayor Dolor en su Soledad, advocación probablemente inspirada en las Sagradas Escrituras donde dice: “Mirad y ved, si hay dolor semejante a mi dolor”.
La Virgen es una talla de vestir en madera de cedro policromada, cuyo candelero le concede actualmente una estatura de 162 cm. Sus ojos se encuentran en actitud implorante, dirigidos hacia arriba y a la derecha. Los tiene pintados en la madera y barnizados para dar la sensación de que las lágrimas inundan las pupilas, que en número de seis se deslizan por sus mejillas, tres en cada una de ellas. Las pestañas son postizas. Tiene las orejas talladas. La boca aparece entreabierta y deja ver parte de sus dientes superiores.
Durante su estación de penitencia la imagen viste en la actualidad: saya azul oscura, de terciopelo bordada en oro, ajustada con cíngulo, tocado y manto azul oscuro, bordado en oro asimétricamente, según boceto dirigido por Julio Laguna y confeccionado y bordado en 1959 en el convento de las hermanas Trinitarias. El actual manto es réplica del que lució por primera vez la Virgen en 1886 al estrenar el paso de palio, que era de terciopelo azul de seda de Lyon, densa y asimétricamente bordado en oro, manto que desapareció, al producirse un incendio en 1955. Se trataba de una prenda magnífica, en la que intervino la mano de Juan Manuel Rodríguez Ojeda.
Sobre dicho manto el diario “Sevilla”, en su número de fecha 25 de abril de 1886, se manifestaba así:
“No es posible dar una idea del manto de Nuestra Señora. Todo cuanto dijésemos resultaría poco: allí no se veía más que oro por todas partes y el rico terciopelo desaparece casi por completo bajo el oro del bordado, sin que la profusión de este metal haga perder la elegancia a los primores del dibujo… Mirado el paso por detrás desde el palio hasta el suelo, parecía un torrente de oro que milagrosamente se presenta a nuestra vista estática”.
La talla luce una corona de plata sobredorada, con imperiales, obra anónima, muy antigua (del siglo XVIII).
Autoría:
Hoy día está prácticamente admitido que fue esculpida por Alonso Álvarez Albarrán en 1629. Dicha opinión está basada en el contrato descubierto para la ejecución de una Dolorosa. Así, el 12 de abril de ese año, el escultor Alonso Álvarez Albarrán, conocido por “el Mozo”, y la hermandad, representada en el documento por sus alcaldes: Juan Pérez y Alonso Sánchez Santa Cruz, el mayordomo Melchor de Ribera, el prioste Juan López de la Cruz y el fiscal Cristóbal de Medina acordaron la realización de una Dolorosa.
Las principales condiciones pactadas fueron: la altura, que habría de ser “de siete cuartas de alto” (equivalente a 1,45 m.); la materia prima, “el cedro”; la fecha de entrega, “para fin del mes de julio de aquel año” y los emolumentos a percibir por el artista, “cuatrocientos reales”.
Hasta 1932 no se ha tenido conocimiento del documento reseñado, pues es entonces cuando Bago Quintanilla lo descubre y publica.
Agregado como Titular durante la estancia de la Hermandad en el Colegio de San Francisco de Paula, de la orden de los Padres Mínimos, cuya vinculación con la Archicofradía ha sido constante desde el traslado al citado colegio en 1592, en el que llegó incluso a labrar capilla propia. Allí residiría hasta 1761, en un período de intensa convivencia con los Frailes Menores, en los que la convivencia atravesó diversas fases. En la actualidad, existe una imagen de San Francisco de Paula en el remate del altar de Nuestra señora del Mayor Dolor en su Soledad.
Título agregado a la Archicofradía desde época muy temprana, ya que la Hermandad, gracias a la mediación del Duque de Sessa, Embajador de España ante la Santa Sede, fue agregada a la Archicofradía de la Sagrada Resurrección en la Iglesia de Santiago de los Españoles, en Roma en 1591. Se le rinde culto con una solemne función el Domingo de Resurrección. Durante muchos años, al finalizar la misma se procedía a realizar procesión con una lujosa Custodia de plata, que actualmente es propiedad de la Parroquia de San Bernardo. Sabemos que en 1762 se remató el retablo del Altar Mayor con un lienzo que representaba la Gloriosa Resurrección. En 1848, como consecuencia del pésimo estado de conservación de la pintura, se decidió realizar un nuevo cuadro, encargándose la tarea al pintor Antonio de Cantos, hermano de la Archicofradía. En el mismo, Cristo aparece saliendo del sepulcro junto a un ángel frente a un grupo de soldados.
Además del Santísimo Cristo de la Salud y Nuestra Señora de la Luz en sus Tres Necesidades, ocho son las restantes imágenes que se encuentran en el paso: San Juan, las tres marías, los santos varones y los dos ladrones.
Para enjuiciar las distintas tallas, conviene hacer unas consideraciones previas y tener en cuenta que al firmar el contrato de su ejecución (ocho imágenes y el paso, pues ya disponía del Crucificado y la Dolorosa), firmado en 1677, entre la hermandad y los escultores Cristóbal de Guadix y Luis Antonio de los Arcos, era tanto como contratar con la escuela de escultores de Pedro Roldán, pues es sabido que los dos artistas firmantes pertenecían a su taller e incluso Luis Antonio se convirtió en su yerno, al contraer matrimonio con su hija Luisa conocida como la “La Roldana”.
San Juan:
Esta talla del santo apóstol mide 172 cm. de altura. La imagen sólo tiene tallados con detalle, cabeza, manos y pies, siguiendo las condiciones del contrato.
Sobre su autoría, la mayoría de los expertos coinciden en señalar a Pedro Roldán como el responsable. Influye en esta decisión la comparación con las tallas del joven apóstol y evangelista, con los que se encuentran en los retablos del altar mayor del hospital de la Caridad y de la parroquia del Sagrario, realizado para la capilla de los Vizcaínos del desaparecido convento de San Francisco, que labró personalmente Pedro Roldán, por aquellas mismas fechas.
Las tres Marías: Así se conocen hoy las tallas de las tres mujeres que se encuentran arrodilladas en el centro del paso ante la cruz sosteniendo la sábana. Se identifican como María de Magdala (popularmente conocida por la Magdalena), María de Salomé y María de Cleofás.
Respecto al autor de las tres Marías, de 1690, los expertos coinciden en señalar a Luis Antonio de los Arcos como su escultor.
Y en cuanto a la incorporada en 1886 al paso, existe división de opiniones. Una mayoría se pronuncia por el nieto de Pedro Roldán, Duque Cornejo.
Santos Varones:
Como se conoce, se encuentran en el paso, en paralelo, tras la cruz, José de Arimatea y Nicodemo, portan sendas escaleras en las manos, en el momento en que se aprestan a iniciar el descendimiento del Redentor.
La talla de Arimatea, situada tras la cruz a la derecha en el sentido de la marcha, es de candelero, ya que en el contrato se especificó sólo tuviera tallada la cabeza y extremidades. Mide 171 cm. Viste túnica hasta los pies de terciopelo en color morado, con las bocamangas bordadas en oro y se cubre con una capa parda con capuchón.
La figura de Nicodemo, situada en paralelo con la de José de Arimatea, es también de candelero, mide 165 cm. y su atuendo consta de túnica hasta las rodillas bordada y una prenda de cabeza. Calza altas botas.
Los dos ladrones:
Sus nombres son Dimas y Gestas. El primero es conocido por el buen ladrón y el segundo por el malo. Ambos fueron crucificados por sus fechorías. San Dimas se encuentra a la derecha del Santísimo Cristo de la Salud y Gestas a su izquierda. Las cruces son arbóreas, carentes de casquetes y algo más bajas que la del Redentor. San Dimas aparece con las manos y el pie izquierdo clavados, pues el otro, flexionada la rodilla, lo mantiene encogido y atado a la cruz y Gestas con las manos y los dos pies clavados a diferente altura, pues la rodilla izquierda la tiene encogida. San Dimas mira hacia Cristo y Gestas rehuye su presencia.
Hay dudas sobre su atribución, aunque la calidad de las imágenes sugiere la intervención directa de Pedro Roldán, por el parecido entre estas figuras y las que se encuentran en los retablos de los altares mayores de las iglesias del Hospital de la Santa Caridad y de la parroquia del Sagrario.
Nuestra Señora de la Luz (de gloria):
Entre éstas, la más destacada, por ser la primitiva titular de la hermandad, en torno a la que se engendró ésta, es la de la Virgen de la Luz letífica, que normalmente no sale en procesión. No obstante, en alguna ocasión sí lo hizo, aunque muy excepcionalmente.
La imagen preside el primer altar situado en el muro medianero con la sacristía y antes de la ampliación de la capilla se encontraba en el lado opuesto.
Que la imagen, en nuestros días, tenga un aspecto de hacia 1750-1800 provoca la pregunta sobre si la talla es la primitiva encontrada en unas alcantarillas cercanas al río o es otra tallada posteriormente. Sobre el tema existen varias opiniones:
a) Si la imagen actual fuera la primitiva, forzosamente tuvo que ser restaurada, tallada y adornada sobre 1775, de acuerdo con los gustos de la época, pues su aspecto exterior así lo delata.
b) Si, en realidad, no es la primitiva, pudo ser que sobre los años citados, ante su mal estado o por otros motivos que se ignoran, fue retirada del culto y sustituida por una nueva que podía ser la actual.
c) El mal estado de la primitiva imagen sobre 1750 no soportó la restauración a que fue sometida, deshaciéndose prácticamente, por lo que tuvo que esculpirse una nueva que la sustituyera, que podía ser la actual. Fuensanta García de la Torre señala que “En el inventario de 1762, se habla de una Virgen vestida, con rostrillo de plata y piedras, rostrillos que ya no existía en el inventario de 1781”.
En 1995 cuando la restauraba Rivero-Carrera se descubrió en el interior de la imagen un documento cuyo único dato concreto es “La compuso Francisco Navarro”. Aunque no queda claro si la ejecutó “ex novo” o simplemente procedió a su restauración. La actual imagen mide 120 cm. Mantiene al Niño Jesús sobre su brazo izquierdo.
San José:
Se trata de una bella talla en madera, que mantiene sobre su brazo izquierdo al Niño Jesús. La imagen mide 135 cm. de altura y el Divino Infante 50.
Se desconoce su autor. Se sitúa, en el tiempo, en la segunda mitad del siglo XVIII, por lo que no parece descabellado suponer que fue encargada para la inauguración de la capilla (1761) o en fechas inmediatamente posteriores. La única pista que hay sobre este tema es un apunte contable, se cree que de 1789, en el que se lee: “dos mil quinientos reales de vellón, que costó la efigie del Patriarca y su varita de plata”.
Es de los conocidos en Sevilla como de “calvario”, y además, el más completo de todos los de la ciudad, con diez figuras y tres cruces.
El pasaje evangélico que representa a aquellos momentos en que nos dice San Mateo: “El velo del Templo se rasgó en dos partes, de arriba abajo y tembló la tierra. Y se partieron las piedras y se abrieron los sepulcros”.
Pendiente de una cruz central, preside Jesús muerto y lanceado. A su izquierda de otra cruz algo menor, cuelga, aún vivo, Gestas, delincuente crucificado simultáneamente, y a la derecha, de una tercera cruz, semejante a la anterior, pende San Dimas, el buen ladrón. De pie, a la derecha del Redentor, María, bajo la advocación de la Luz en el misterio de sus Tres Necesidades (sábana, sepulcro y escalera) eleva la mirada hacia su Hijo muerto. El apóstol evangelista San Juan se encuentra a la izquierda de Jesús y enfrente de María. Por último, las tres Marías (Magdalena, Salomé y Cleofás), sujetan una sábana extendida en la que esperan envolver el divino cuerpo, una vez que José de Arimatea y Nicodemo, situados tras la cruz central, con sendas escaleras, logren descender al Redentor.
Historia:
Durante los aproximados 450 años de existencia de la Archicofradía se conoce que ha dispuesto de cuatro distintas parihuelas o pasos que han portado el misterio de las Tres Necesidades.
Del primero hay muy pocas noticias. Solamente se sabe que el paso era conocido como el del “Sepulcro y las Marías” y era “de muy buena calidad” según los cronistas de la época. Debieron ser unas amplias andas que ejercieron su función desde su primera estación de penitencia (sobre 1613) hasta 1690 en que estrenaron las siguientes.
En su parte delantera parece figuraba simbólicamente un sepulcro dorado y vacío, de pequeñas dimensiones, como representación de una de las tres necesidades. Sepulcro que posteriormente fue retirado por considerarse antiestético y dificultar la visión del misterio desde ciertos ángulos.
El segundo fue el concertado entre la Archicofradía y los escultores Luis Antonio de los Arcos y Cristóbal de Guadix, junto al grupo escultórico, en 1677. Probablemente intervino también en la ejecución del paso el maestro entallador, Andrés Montero, amigo y vecino de Pedro Roldán en la calle Colcheros, hoy Tetuán. Fue utilizado por la hermandad durante siglo y medio. Concretamente desde 1690 a 1844.
Portaba ocho bellísimas cartelas ovaladas (37x27 cm.), labradas en relieve. Dichas cartelas pasaron al siguiente paso en 1844 y al encargarse el actual en 1919 fueron vendidas con el paso desechado a la hermandad de la Sagrada Cena, que hoy en día las mantienen en el primer paso.
En cuanto al estrenado en 1844, de las mismas medidas que el anterior, de caoba y construido por Manuel Rodríguez Espinosa.
Y el cuarto y definitivo es el que sale actualmente el Viernes Santo.
Descripción:
Fue concertado en 1919 para su estreno al año siguiente, pero no pudo terminarse a tiempo y ese año y los dos siguientes la hermandad realizó la estación tan sólo con el paso de palio. Se estrenó en el año 1922. José Hernández Díaz calificó el paso de un “barroco inquietante”. Sus líneas ortodoxas son clásicamente góticas por su hojarasca de hojas de cardo, sostenidas por una gruesa soga anudada, en caoba en su color. Se le ha catalogado como “de actitud barroca y presencia gótica”. El artista que lo ejecutó fue Guillermo Muñiz. En un principio se pensó en dorarlo, pero no hubo tiempo antes de la primera salida. Y agradó tanto al verlo en la calle, que se desechó la idea.
El canasto tiene forma abombada en la parte de la hojarasca citada y los respiraderos siguen el mismo estilo y color. En las esquinas de la parihuela se encuentran cuatro angelotes portadores de símbolos de la Pasión: clavos, flagelos, esponja y lanza, muy vistosos, con los ojos pintados sobre la madera y vestiduras de amplios pliegues, probablemente los concertados en el contrato de 1677. Según los expertos fueron tallados por Cristóbal de Guadix y Luis Antonio de los Arcos o quizás por su esposa la Roldana.
Las seis patas terminan en unas garras metálicas como de rapaces o dragones, que se asientan sobre el pavimento.
La iluminación del paso corre de cuenta de cuatro candelabros, uno en cada esquina, con ochos luces y otros dos en cada costero con tres luces en cada uno, todos con sus correspondientes guardabrisas. En total, son 44 luces procedentes del paso estrenado en 1844. Son de forja en hierro plateado.
El llamador es de plata de ley realizado por Orfeberia Maestrante.
Historia:
Este paso de palio realizó por primera vez la estación de penitencia en 1885, pero perteneciendo a la recién fundada hermandad en aquel año, de su propio nombre, que inmediatamente fue absorbida por la de la Carretería, incorporándose un año más tarde como su primer paso de palio y segundo de la cofradía.
Pese a que sólo han transcurrido ciento veinte años, no se puede asegurar que fuera obra del gran artista Juan Manuel Rodríguez Ojeda, aunque se le ha atribuido con cierta fuerza. El diseño del techo de palio y bambalinas salieron del taller de las hermanas Antúnez. Iba sostenido por varales salomónicos. Los faldones también aparecían bordados.
En 1971 restauraron las hermanas Trinitarias las bambalinas exteriores primitivas del paso de palio. Asimismo, se le añadió un techo de palio en terciopelo azul marino liso. De los primitivos bordados, el techo de palio y las caídas interiores no llegaron a restaurarse. Se encontraban en un estado lamentable y la Archicofradía decidió no volverlas a utilizar ya que cambió el estilo del paso. Cinco años más tarde (1976) el techo de palio y las bambalinas interiores fueron vendidas a la hermandad de Jesús Despojado, para convertirse en las exteriores del paso de palio de Nuestra Señora de los Dolores y Misericordia.
Descripción:
Desde mediados de los años ochenta del pasado siglo el Paso de Palio ha experimentado una renovación y un destacado enriquecimiento. Consecuencia del mismo han sido el pasado de las bambalinas exteriores y el bordado de un nuevo techo de palio, bambalinas interiores y sobrefaldones a cargo de Jesús Rosado Borja, siguiendo el diseño de José Asián Cano.
En 1999 estrenó una magnífica peana en plata de ley con medallón dorado en su centro, que representa la Resurrección de Nuestro Señor, labrada por Orfebrería Maestrante, cuyo dibujo recuerda la hojarasca de la canastilla del paso de calvario.
Los respiraderos se estrenaron en 2001, también en la línea de la hojarasca de la canastilla del paso de misterio, así como las maniguetas. Fueron labrados en Orfebrería Triana en plata de ley, según diseño de José Asián. Las maniguetas, basamentos de varales, nudetes y remates son de plata de ley también realizados por Orfebrería Triana.
En 2002 se realizan faroles entrevarales en plata de ley y en 2003 se realizan juego de jarras entrevarales en plata de ley, todo realizado por Orfebreria Triana.
El resto de jarras son de plata de ley ejecutadas por Fernando Marmolejo.
Cruz de Guía:
Es de madera de caoba forrada con motivos vegetales, placas de plata con un INRI y el escudo grabado en su cruceta. Su estreno se produjo en el año 1700. Es la más antigua de todas las cruces de guía de las cofradías que hacen estación al Templo Metropolitano hispalense.
El senatus:
Se trata de un paño rectangular con flecos en oro, de terciopelo azul marino, bordado en oro por Teresa del Castillo en 1861. El asta, labrada y plateada, se encuentra rematada por una corona de laurel y el águila romana. La bandera negra actual: Presenta una cruz de Santiago en el centro. Fue estrenada en el año 1985.
La bandera pontificia:
Fue estrenada en 1985. El asta es de plata labrada y está rematada con los atributos papales. Cuenta con corbatas blancas y amarillas.
Sinelabe:
El simpecado, denominado sinelabe en esta hermandad, no tiene la forma habitual, sino una banda amplia pendiente de una barra plateada, rematada con el anagrama de María. Sobre terciopelo azul marino aparece bordada, en hilo de oro, la expresión: “SINELABE CONCEPTA” y unas estrellas. Fue bordado por Teresa del Castillo en 1861 y donado por los Duques de Montpensier.
El Libro de Reglas:
es una encuadernación que contiene la Carta Magna de la Archicofradía y que constituye una pieza preciosa y única. Se presenta con un enramado, labrado en plata de ley con el antiguo escudo de la hermandad en el centro y adornos en marfil y carey. En sus páginas centrales presenta unas ilustraciones muy antiguas sobre el misterio de la Resurrección y del Calvario. Procede de 1749. Las páginas que contiene están fechadas el 4 de marzo de 1942.
El Estandarte:
Tiene bordado el escudo íntegro en oro y seda de colores sobre terciopelo azul marino, en su parte central. El boceto inicial era obra de don Ignacio Gómez Millán.
Llaman la atención por su elegancia las canastillas que portan los diputados de tramo, en terciopelo azul, con el escudo de la hermandad y otros adornos en plata. Se realizaron en 1994, copiando las anteriormente existentes.

Musical

Todos conocemos el importante papel que desempeña la música en las hermandades y ésta no iba a constituir una excepción.
En nuestros días marcha, tras el paso de calvario, la Banda de Cornetas y Tambores de las Cigarreras y finaliza la comitiva con la Banda de Música de Nuestra Señora de la Victoria, acompañando al paso de palio de la Virgen del Mayor Dolor en su Soledad.
Han sido numerosas las composiciones musicales inspiradas en los sagrados titulares, que han sido dedicadas a la Archicofradía.
En tiempos remotos del siglo XVIII, el obispo auxiliar de Sevilla, más tarde cardenal, don Francisco Delgado Vázquez, compuso en 1781, una salve dolorosa a la Santísima Virgen del Mayor Dolor en su Soledad (entonces de la Luz en sus Tres Necesidades), que con el tiempo se convirtió en marcha procesional.
Manuel Noriega fue el autor de unas coplas dedicadas a la Virgen del Mayor Dolor en su Soledad (todavía de la Luz en sus Tres Necesidades), pues fue en 1856, con anterioridad al cambio de advocación en 1885.
Fue sobre esta época -1885- cuando en realidad nacieron las marchas procesionales. Puede decirse que fue “un invento” del condecorado músico militar gerundense, don José Font y Marimont, por aquel entonces destinado en el Regimiento de Soria nº 9. Hasta entonces eran pocos los pasos que iban acompañados por bandas militares que interpretaban marchas fúnebres. Así, en 1887, dedicó una composición a nuestra Corporación, que tituló “Carretería”. Sin embargo, el extravío de la partitura provocó que dejase de ser interpretada.
En 1923, el también músico militar, Manuel López Farfán, compuso la marcha que denominó “Virgen del Mayor Dolor”. Con el tiempo dejó de interpretarse, pero en 1960 fue repuesta e incluida en el repertorio de muchas bandas de música.
En 1979, el director de la Banda Municipal de Sevilla, don José Albero Francés, dedicó a la corporación una marcha que llamó “Virgen de la Carretería”.
Dos años más tarde aumentó el archivo musical con otra marcha titulada “Virgen de la Luz”, original del maestro José Joaquín Méndez Moreno que pasó al repertorio de la Banda de la Cruz Roja.
En 1993 estrena nueva marcha. En este caso es el compositor Ginés Sánchez Torres su autor, que la titula “Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad”.
Nuevamente, en 1998, es obsequiada la hermandad, con la marcha titulada “Al pie de la Santa Cruz”, obra de Francisco Javier González Ríos, para banda de cornetas y tambores.
En 2001, la denominada “Madre del Mayor Dolor”. Posteriormente se estrenó “Mayor Dolor en Sevilla”, original composición orquestada por el joven hermano don Claudio Gómez Calado, cuya partitura entregó el 9 de septiembre de 2002.
En 2005 fueron entregadas las partituras de unas “Plegarias al Santísimo Cristo de la Salud”, música original de Rafael Bermúdez Medina y letra de Francisco Javier Segura Márquez.
Juan Velázquez Sánchez compuso en 2006 la marcha procesional “Las Tres Necesidades”. En 2009 Pedro Manuel Pacheco Palomo dedicó la marcha “Carretería”, composición para cornetas y tambores.
Mención aparte merece el Miserere que el joven compositor Patricio Gómez Vallés dedicó a la Archicofradía en 1997. El Miserere se estrena a instancia del Arzobispo Carlos Amigo en la Iglesia del Señor San Jorge (Santa Caridad) asistiendo al acto el Prelado, en 1998 se vuelve a representar en el altar Mayor de la Catedral por indicacion del Arzobispo. Somos la unica Hermandad que tiene un Miserere.

Literario

La salida de la Carretería

Entre las muchas notas del más interesante y vivo color que nos ofrece el pintoresco cuadro de la Semana Santa hispalense, destaca entre todos, por su altísimo y acusado matiz popular, el instante en que se sacian hasta el colmo los anhelos espirituales del buen “capillita” sevillano; el momento en el que si nos permiten la metafórica expresión, se cumple el milagro: “la salida de la Cofradía”.
Verdad es que en la Semana de Pasión de la ciudad del Betis toda ella es templo, pero donde indudablemente el espíritu religioso de las procesiones desemboca en un verdadero y delirante júbilo de devoción popular, es cuando la Cofradía embalsama con el aroma de sus singulares perfumes a las intrincadas y perdidas calles del barrio, es entonces cuando la viejecita de cabellos de plata, que parece llorar y sonreír a la vez en suprema paradoja espiritual, abre sus labios a la sentida y fervorosa oración que todos los años es despedida, porque, según ella, el año que viene,…; es entonces cuando el esplendor de la Cofradía culmina en su apoteosis; “está en su salsa”; es entonces en suma, precisamente al mismo tiempo, cuando esas trompetas y tambores que aquí son luz, esplendor y alegría, allá en la habitación del hermano enfermo hieren con sus notas ¡cual cruel puñaladas!, hasta lo más hondo de su corazón.
En el caso concreto que nos ocupa – y que verás lector amigo, breve y turbiamente trazado por el pincel de mi humildísima pluma si continúas asomado a este ventanal de la Semana Santa en SEVILLA, el día de la Hermandad de la Carretería.
Abundan en la ciudad de la Giralda las cofradías, que ya por el ojival o por la estrechez de su puerta, por la poca altura de la misma o por el sobresaliente candelabro de cola, por la puntiaguda y peligrosa crestería del pórtico, o por otros mil obstáculos , que a veces parecen colocados adrede para realizar el interés de la misma, hacen de su salida un verdadero prodigio de capataces y costaleros; más donde estas notas culminan en un tipismo verdaderamente sevillano - y conste que no lo digo barriendo para dentro -, es indiscutiblemente en la Hermandad de la calle Varflora.
A pesar de que estamos a Viernes Santo y los de la tierra de María santísima hemos dejado atrás jornadas de inmenso trajín por el tortuoso adoquinado de las calles sevillanas, a las primeras horas de la tarde el Arenal, despierto ya de la santa madrugada, se dispone a decirle adiós a las cofradías.
Poco a poco la vía medular del barrio y sus adyacentes se van colmando de una heterogénea multitud que va, desde el turista preguntón pero simpático, hasta el “capillita” venido de alguna punta de Sevilla para presenciar el sin par e inolvidable momento, pasando claro está, por los naturales del barrio, hoy más orgullosos que nunca.
Uno tras otros, los nazarenos de la Hermandad, los más lujosos de la Semana Santa –oro, cielo y sangre sus tres colores, como dijera el poeta- han ido entrando por el postigo de la sacristía. La alta manguilla parroquial aparece al principio de la calle, y casi simultáneamente por el Paseo de Colón, Varflora abajo, entre el entusiasmo de la plebe infantil que nunca falta –briosas las monturas, erguidos los jinetes -, los clarines de la Caballería; el ambiente se hace tenso, el gentío se inquieta y por fin, casi en el mismo muro se ha abierto una rendija. Guiados por rica cruz, emparejados en continua hilera, lentamente, poco a poco los hermanos van saliendo. La voz del mayordomo que los ha ido nombrando ha cesado, y la rendija desaparece. La multitud extrañada murmura, más de pronto, esquivando con la ayuda de los costaleros el frontis del “paso” Cristo, las altas puertas empiezan a abrirse: Por fin, inmenso en su grandeza, entregando sus morados lirios a la tarde en primavera sevillana, la mole avanza, parece que va a estrellarse con la pared de enfrente,…, pero no retrocede. La gente presa del momento, enmudece como por encanto; del capataz la voz suena en el aire; vuelve a avanzar de nuevo, retrocede otra vez; hasta que por fin salvado el obstáculo, exhaustos los músculos, reposa sobre el suelo.
No acabamos aún de admirar la suprema canastilla o la grandeza del conjunto, no ha torcido aún el “paso” Cristo la esquina cuando -¡entre plegarias y lágrimas, entre vivas y piropos de su barrio del alma!- aparece en el pórtico la Virgen del Mayor Dolor, la que mira hacia el cielo, la que al mirarlo nos sonríe… y al mirarla, llora… Lúgubremente la música esparce sus notas; la multitud en supremo éxtasis, no sabe si suena; ¡meciéndose sobre sus hijos la Madre de Dios va Varflora arriba! ¡se ha cumplido el milagro!
Esto es, lector amigo, sacar de su capilla a la Hermandad de la Carretería.

Primer Artículo publicado por Nuestro Hermano Don Antonio Bustos Rodriguez.
Ganador del concurso de Artículos de primavera del Diario Sevilla. Abril de 1954
A la Virgen del Mayor Dolor en su Soledad

¡Ya vas por calle Varflora
con tu pena y tu dolor,
con tu mirada serena
¡que vas derramando amor!

Ardor de cera en el aire!
¡ardor de cera en la brisa!
una copla hecha Saeta
y un eco hecho sonrisa.

¡Eres una rosa azul,
como el color de tú palio!
¡eres la gasa y el tul!
que, al mirarte, yo me, paro
¡Y es, porque me llamas Tu!

Primor de sombra en la noche
vuelo azul noche serena
magnolias enloquecidas
¡miran tu cara de pena!

¡Que no se alborote el aire!
¡que la brisa sea serena!
lo mismo que su mirada
en la noche pura y bella
¡Noche pura, noche santas!

¡Que no la falten SAETAS!
¡que no le falten Plegarias!
¡A esa Virgen tan bonita
en esa noche calladas.

¡Que no se alborote el aires!
¡que la brisa sea serena!
.¡que no se alborote el aire
para que ardan las velas
y se le vea su cara
¡Su carita de azucenas!

¡Detrás de su hijo va!
¡lleva la frente plisada!
por el llanto y el dolor
¡De una pena tan amargas!

Una rosa va rozando
y muy cerquita se arrima
¡y le besa sus varales!
¡le besa la bambalina!
¡Y hasta lo besa su cara!
y es que la Virgen la mira
¡y es que la Virgen le habla!
y le habla de su hijo
¡El Hijo de sus entrañas!
¡que va clavao en una cruz
para redimir las almas!

Un Ángel se apareció
y en su Palio se paraba
entre sus manos ¡una flor!
era un capullo cerrao
¡pero al verla floreció!

En su pecherín pusieron
Esmeraldas y Amatistas
que los Ángeles tallaron
para hacerla mas bonita
¡La tarde del Viernes Santo!

En "El Arenal" florecen
¡rosas, claveles y nardos!
Y naranjos florecios
que van escoltando el Paso
¡Para quitarle la pena
para consolar su llantos!

¡Por esa calle sin luz!
¡como reluce tu Palio!
¡como brillan tus varales!
¡como te llevan despacio!
¡como por la calle estrecha!
¡no roza ni un candelabro
¡no se mueve ni un varal!
¡y hasta el aire se ha parado!
¡y la brisa se arrodilla!
¡extasiada ante tu Palio!
¡y tiembla la bambalina!
¡porque todo se ha parado!
¡porque todo es primor!
¡Porque todo se hace Salmo!

¿Por qué se apaga la luz?
¡Y las estrellas se encienden!
¡y te iluminan la cara!
¡y hasta te brilla la frente!
¡porqué todo se ilumina!
¡Porqué todo se estremece!

Y es que saber, ¡no se saber
si camina o se detiene!
y la gente, confundía
de una confusión solemne
que no se sabe por qué
¡Si camina o se detiene!.

¡Hazte fuerte Capataz!
¡no te emociones sereno!
que la Virgen va llorando
pero tu ¡le das consuelo!
y el Paso se va elevando
¡Ya muy cerquita del cielo!
¡Y los Ángeles se asoman!
para tenerle un pañuelo
¡para secarle su llanto!
¡para aliviar su tormento!

EL ALCAZAR ¡se estremece!
¡cuando Tu pasas y te paras!
¡y te ofrece su bellezas!
y las murallas extasiadas
¡te ofrecen su señorío
y la mas pura alabanza!

!Y se abren los balcones!
¡y se abren las ventanas!
¡se abren todas las flores
lirios, azucena y acacias!
los nardos y los claveles
¡y el azahar se derrama!
para que sirva de alfombra
a la Reina de los cielos
¡Reina y madre Emperadora!
¡Que siendo Reina del mundo!
¡De sufrimiento se ahoga!

¡Ya derramando clemencia
tu cara de dolorosa!
¡Madre del Mayor Dolor!
¡Luz de la CARRETERÍA
Inúndanos con tu amor!

Autora: María del Carmen Portero


Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad

Sevilla, Virgen, quisiera
no ver tristeza en tu Cara;
ver lo sonrisa en tus labios,
ver el gozo en tu mirado.

No te atormentes, no sufras,
y sostén yo Tú esas lágrimas,
que tu Arenal sevillano
blanco sudario prepara
para Cristo que en la cruz
con dos ladrones se abraza.

Autor: Guillermo Buenestado León


Dimas y Gestas

Lamentos de Cristo curvan
los meridianos del Orbe.

Sobre un Gólgota de sangre,
medrosa llora la noche,
que alumbra su oscuro rostro
con luz de los horizontes.

Fláccido, sin vida, inerte,
Jesús llama por sus nombres
a dos conciencias que gimen,
y una a Cristo no responde.

¡Ay, Gestas! ¿Por qué a tu Dios
con odio tu cara escondes?
¿Por qué tú, con tu desprecio,
quiebras del Cielo sus moldes,
cortas filos de cristales,
hieres a Dios -hecho Hombre?
¿Por qué, Gestas, tú a tu Dios,
sin rencor, no le respondes?

A un buen Dimas, que agoniza,
Cristo en sus ojos le pone
luz eterna, viva luz,
cuajada de resplandores.

Todo el Gólgota trepida,
al ver quebrarse los moldes
de un Justo, que en cruz se abraza,
maltrecho, a dos malhechores.

Y cuando ya los tres cuerpos
en la oscuridad se esconden,
ángeles de los espacios
abren surcos en la noche.

Autor: Guillermo Buenestado León


Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad

Arriba, mira arriba
las virgenes carreteras
con dos miradas que enlazan
con el arrobo, la pena.
Espera en su luz perdida
al pie de la cruz, princesa
de toda la luz del mundo
que, con las dos escaleras,
a rescatar a su hijo
los dos varones se atrevan.
Y que del árbol lo bajen.
Y que en sudario lo envuelvan.
Y que lo lleven despacio.
Y que en su tumba lo metan.
Mas no lo dice. Se calla.
La boca cierra y aprieta
los labios que palidecen
Y dejan las fauces secas.

Es madre que necesita
ver luz para tres problemas.
Besar a su Hijo y luego
dejar que baje a 1a tierra.
Por eso hacia arriba mira
Y con su mirada puesta
en las alturas celestes
sus hijos luego la muestran
como quisieran que siempre
vaya vestida: de Reina.
Mas no de mirada altiva
consciente de su grandeza
sino con ojos de gloria
de vida tras las exequias
de Cielo al que siempre miran
las Virgenes carreteras.

Autor: José Luis Garrido Bustamante

Inmueble

Se labró entre 1753 y 1761. El lugar elegido será un almacén que la Cofradía había comprado en la Calle Real de la Carretería, siendo solar, al Cabildo Eclesiástico posiblemente en 1734 y que, en 1753, será derribado para comenzar la obra de la capilla.
Pocos años más tarde, la Cofradía compraría a la fabrica de la Iglesia de San Isidoro de Sevilla otro terreno que lindaba con el que ya poseía y que será ocupado por la Sacristía, Sala de Cabildos, almacén del paso y vivienda para el capillé.
La Capilla se levantó en la Calle Real de la Carretería, haciendo esquina, una vez construida la sacristía y demás anexos, con la calle del lavadero de la Caridad.
La obra pudo ser concluida gracias a la aportación económica del Gremio de Toneleros, que durante los años de la construcción y concretamente en 1757, se constituyo en patrono de la Hermandad; a partir de este momento el Gremio contribuiría en los gastos de la Cofradía mediante un tributo que cobraba a sus maestros y oficiales.
En estos momentos de inicios de la obra, nos encontramos con el nombre de Matías de Figueroa, maestro mayor que por enfermedad y ausencia del de obras de la ciudad, visita, mide y apunta sobre el terreno del almacén donde se va a constituir la capilla en el año 1753.En cuanto a los planos de la capilla parecen ser obra de Juan Nuñez, maestro mayor de obras de la Catedral.
La Capilla se estrenó en 15 de agosto de 1761, celebrándose unas solemnes fiestas durante tres días con una serie de funciones y actos religiosos en el Colegio de San Francisco y en la Capilla nueva.
Su progresivo desarrollo se inicia al mediar el siglo XX, aunque desde antiguo habían existido unas dependencias anexas, con entrada por la Calle Pavía, que desempeñaron esa función. En la década de los ochenta surgió la posibilidad de comprar un solar contiguo a la capilla, que podría ser la situación ideal de una posible casa-hermandad. El solar fue comprado, escriturado y pagado.
A principios del año 1983 el hermano don Jaime López de Asiaín Martín, catedrático y arquitecto, por encargo de la corporación, realizó un estudio para construir sobre el solar.
El citado hermano, con la colaboración de su esposa, doña Pilar Arberich Sotomayor, también arquitecto, presentó el citado y ambicioso proyecto, previendo la ampliación de la capilla, en unos 25 m². En 1991 se obtiene la licencia y, por fin, en el año siguiente fueron acometidas las obras en su primera fase, consistente en cimentación, estructura, cubierta y cerramiento. Una segunda, llevada a cabo a continuación, tuvo por objeto: revestimiento, enlosado, tabicación y saneamiento. Sus 450 metros cuadrados se reparten en la planta baja, aparte del espacio reservado para la ampliación de la capilla, con almacén de pasos, túnicas y priostía; en una primera planta, despachos de mayordomía, secretaría, además de un bar y patio, con unos aseos; y en una segunda, el despacho del hermano mayor y un amplio salón de actos y de cabildos.
La bendición la realizó el director espiritual, don José Gutiérrez Mora, el 28 de mayo de 1994. El acto fue seguido de un besamanos a la Virgen del Mayor Dolor en su Soledad.

Fotos

Contacto

    C/ Real de la Carretería, 15
    41001, Sevilla
    (+34) 954 22 93 18 - 640 25 25 59
    informacion@hermandaddelacarreteria.org
    Horario:
    - Capilla:
    (Salvo necesidades de acondicionar la capilla)
    De lunes a viernes, salvo festivos, de 18:00 a 20:30.
    Durantes los meses de mayo a septiembre, ambos inclusive, de 19:00 a 21:00.
    Los meses de julio y agosto no se abrirá.
    - Misas:
    Viernes a las 20:30, excepto los meses de julio y agosto.
    Sábados a las 20:00, los meses de mayo a septiembre, ambos inclusive, a las 20:30.
    Domingos y festivos a las 11:00.
    Ver la ubicación de la capilla en un mapa